protegerse del seo negativo

Cómo protegerse del SEO negativo y sacar ventaja de estos ataques

Sonia Perez SEO Deja un comentario

El SEO negativo consiste utilizar Black Hat SEO en sitios web ajenos con el fin de que Google los penalice, y también puede incluir la reducción de la eficacia de las propiedades SEO de un sitio web mediante la desactivación o alteración de los mismos. A diferencia de otras prácticas de hacking que directamente intentan destruir una web o malograr su apariencia, un ataque de SEO negativo no afecta a su aspecto ni a la experiencia de usuario, sino que sus efectos sólo son aparentes en el ránking de búsquedas de Google. Para que esto no le ocurra a nuestra web, es necesario saber cómo protegerse del SEO negativo y ser capaces de identificar los ataques.

Lidiar con técnicas de SEO negativo puede ser bastante complicado, ya que la mayoría de ellas están fuera de nuestro control (como por ejemplo que nos pongan malos enlaces apuntando a nuestra web). Y, además, también suele ser un poco difícil de detectar, así que en este artículo vamos a intentar explicar paso a paso cómo hacerlo.

Pero, antes de empezar… ¿Por qué alguien cometería un ataque de SEO negativo?

Al igual que los hackers, las personas que realizan ataques SEO negativos pueden hacerlo por varias razones. Puede ser intencional, como –sabotear el sitio web de un competidor, extorsión o simplemente por diversión-, pero también puede ocurrir que se produzcan ataques de SEO negativo involuntarios. Hay casos en los que los miembros de la familia, empleados o incluso agencias de SEO contratadas por el dueño de la web llevan a cabo prácticas obsoletas de Black Hat pensando que esto ayudará a la clasificación de su sitio web, e incurren sin saberlo en técnicas de SEO negativo.

¿Qué probabilidades hay entonces de que tu web reciba un ataque de SEO negativo?

Con esta información, es posible que te preocupe que esta práctica se convierta en algo masivo y pueda llegar a afectar a tu web. Por suerte, la realidad indica que, aunque estas prácticas existen, no es tan fácil que tu web caiga. Por tanto, aunque es interesante saber cómo protegerse del SEO negativo por si acaso, lo cierto es que es una actividad de alto riesgo y baja recompensa. Y, aunque es bastante común, a menos que haya una razón muy convincente (¿venganza quizás?), es poco probable que alguien intente atacar tu página.

Los sitios web más susceptibles de recibir un ataque de SEO negativo son los que se encuentran en nichos altamente competitivos y que mueven mucho dinero (por ejemplo, las webs de juegos de azar o de vídeos eróticos). En cambio, las webs de temáticas menos competitivas son mucho menos propensas a recibir SEO negativo.

A pesar de ello, no se puede crear una web a prueba de SEO negativo y todos podemos ser víctimas potenciales (aunque poco probables, como ya hemos explicado), por lo que la vigilancia constante es la mejor manera de salvaguardar nuestra web y su reputación, así que vamos a entrar en materia y aprender a cómo protegerse del SEO negativo.

Ataques de seo negativo

Tipos de ataques de SEO negativo

Al igual que el SEO normal, el SEO negativo también puede ser off-page y on-page.

SEO negativo off – page

Como su propio nombre indica, el SEO negativo off-page ataca a tu web sin cambiarla internamente. La mayoría de las veces este tipo de ataques giran en torno al uso de Black Hat o prácticas negativas de construcción de enlaces SEO perjudiciales y los apunta a tu web, pero en otras ocasiones recurre a otras técnicas relacionadas con el contenido.

Granjas de enlaces

Las granjas de enlaces o farm links son una serie de páginas web creadas con el único propósito de enlazar a otra página de la web. Si tu web tiene muchos enlaces que vienen de los mismos sitios web no relacionados, Google entiende que estás tratando de aumentar artificialmente el número de enlaces que apuntan a tu pagina y te penaliza. Estos ataques de SEO negativo, por tanto, consisten en crear o comprar granjas de enlaces y vincularlas a tu web para que google la penalice.

Reclamaciones de derechos de autor

Consiste en que alguien denuncia a Google que has publicado material en tu web que le pertenece, lo que provoca la eliminación automática de tu página durante un máximo de 10 días.

Contenido duplicado falso

Esta técnica consiste básicamente en copiar y pegar tu contenido en otras páginas web una y otra vez, tal vez incluso mediante las granjas de enlaces mencionadas anteriormente. Esto solía ser una técnica popular de Black Hat SEO antes de que Google empezara a tomar medidas enérgicas contra ella.

SEO negativo on-page

Esta forma de ataque es un poco diferente, y generalmente se centra en hackear tu web y cambiar las cosas desde dentro. Con tan sólo unos minutos trasteando en la configuración, un hacker puede cambiar fácilmente el código de tu web, introducir virus y, en general, causar estragos en todo lo que has tratado de construir. Las amenazas mas graves son también las más difíciles de ver y consisten en:

Alteración en la configuración SEO

Seamos honestos: ¿Es probable que te des cuenta si alguien cambia todo el alt de tus fotos para que sea menos efectivo? La verdad es que no mucho, y en eso se basan esta técnica: en modificar aquellos aspectos de la configuración SEO que probablemente van a pasar desapercibidas, pero que a la larga pueden afectar negativamente al posicionamiento de tu página: alts, headers, etiquetas, etc.

Cambios en el Robots.txt

Este es fácilmente uno de los archivos más importantes de una web en lo que SEO se refiere, ya que es el encargado de decirle a los buscadores cómo interactuar con la misma. Normalmente se utiliza para indicar a Google qué parte no desea que rastreen e indexen (por ejemplo, una página activa pero inacabada). Un atacante con acceso a la configuración de tu web puede modificar fácilmente el archivo robot.txt para decirle a Google que ignore páginas importantes o incluso todo el sitio web.

Modificación de redirecciones

Los motores de búsqueda entienden las páginas de error como malas. Los sitios que automáticamente redirigen desde páginas malas generalmente no se penalizan con mucha gravedad, pero si tus redirecciones son cambiadas, deshabilitadas o codificadas, puedes encontrarte cayendo en picado en las clasificaciones sin saber por qué.

Cómo protegerse del SEO negativo

El primer paso para proteger tu web del SEO negativo es detectar cualquier signo de ataque, como por ejemplo una caída repentina del tráfico orgánico. Esto es fácil de percibir si monitorizas tu tráfico a través de Google Analytics con regularidad. También puedes configurar una alerta de correo electrónico en las herramientas para webmasters de Google, lo que permitirá a Google notificarte por correo electrónico si tu sitio web no está indexado o si recibe una penalización manual. Si esto ocurre y tú sabes que no has llevado a cabo ninguna práctica extraña, eso puede significar que tu web está siendo atacada. Y, cuanto antes lo sepas, antes podrás reaccionar y minimizar el daño.

Cómo protegerse del SEO negativo

Localiza los enlaces perjudiciales y no deseados con Search Console

Analizar los enlaces que apuntan a tu página es otra buena forma de descubrir si estás siendo víctima del SEO negativo. Si notas que hay muchos enlaces apuntando a tu página que no aportan valor o cuyo origen no reconoces y que no recuerdas haber incluido, es probable que alguien esté atacando tu web intencionadamente. Google puede ayudarte a desautorizarlos a través de su herramienta Search Console. Para ello, en primer lugar debes introducir la URL que quieres examinar en Search Console, y a continuación clicar en la pestaña «Tráfico de búsqueda» que encontrarás en el panel de control. Para ello, puedes utilizar Disavow.

Disavow, el arma de Google para protegerse del SEO negativo

La respuesta principal de Google frente al SEO Negativo es la herramienta Disavow, una sección dentro de Search Console que básicamente sirve para decirle al buscador: «no me gusta/no confío en este enlace, por favor no lo incluyas en mi ranking«. Al rechazar los enlaces de baja calidad, evitas asociar tu sitio web con ellos y proteges tu posición y reputación. La utilización de la herramienta Disavow también le dice a Google que te preocupa por la calidad de los enlaces que apuntan a tu sitio, lo que se tiene en cuenta positivamente por parte del equipo de Webspam de Google cuando considera la posibilidad de penalizar una web si detecta una afluencia de enlaces erróneos que apunten a él.

Para desautorizar enlaces fruto de prácticas de SEO negativo con la ayuda de la herramienta Disavow, tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Identifica los enlaces tóxicos con Search Console («Search Console > enlaces a tu sitio > más > descargar más enlaces»)
  2. Crea un archivo en el bloc de notas para incluir todos los enlaces que quieres desautorizar, utilizando una URL por renglón.
  3. Nombra el archivo como «disavow-domino-com.text» (tiene que estar codificado en UTF-8 o ASCII de 7 bits)
  4. Guarda el fichero creado y súbelo

Realiza auditorías completas de tus backlinks

Otra buena forma de anticiparse a los ataques y protegerse del SEO negativo es utilizar herramientas especializadas para controlar enlaces como Ahrefs o Majestic. Con ellas podrás auditar tus backlinks y monitorizar tus enlaces para detectar la aparición de enlaces no autorizados o la desaparición de enlaces de calidad importantes.

Indexa rápidamente tus posts

La canibalización de contenidos y el contenido duplicado penalizan gravemente en Google, y por ello son otra forma de ataque de SEO negativo bastante común. Por eso es crucial indexar rápidamente tus artículos para que no te los plagien y te acusen a ti de duplicar contenido y te penalicen.

Revisa la configuración de SEO

Es importante revisar la configuración SEO con regularidad porque así podrás detectar más fácilmente los posibles cambios que se produzcan en tu web como fruto de un ataque de SEO negativo on-page. Esto incluye la comprobación del archivo robot.txt, el examen aleatorio en la codificación interna de sus contenidos (cabeceras, etiqueta de imagen alt, etc.) y, en definitiva, la revisión regular de todos y cada uno de los archivos implicados en el posicionamiento SEO, ya que es un tipo de ataque difícil de detectar y cuanto antes lo detectes, mejor.

Refuerza la seguridad

Todo hacker requiere de algún tipo de acceso de administrador para poder alterar una web ajena, por lo que agregar niveles adicionales de seguridad puede reducir drásticamente las probabilidades de que puedan entrar en tu web y alterar la configuración SEO, archivos importantes y las redirecciones modificadas.

Cómo sacarle partido al SEO negativo y utilizarlo en tu propio beneficio

Como dice el dicho popular, no hay mal que por bien no venga, y hasta del SEO negativo podemos sacar alguna ventaja. Si has sufrido algún ataque que te haya supuesto una penalización, te interesa volver a escalar posiciones en el ranking lo más rápido posible para que el impacto en los resultados de tu web no sea demasiado grande. Para ello, puedes utilizar dos trucos:

‘Desposicionar’ los malos resultados

Cuando tenemos un resultado negativo en la página principal de Google que perjudica la reputación online de nuestra marca, nos interesa retrasar la posición en la que aparece lo máximo posible. Esto es lo que se conoce como desposicionamiento.

El desposicionamiento se lleva a cabo básicamente mediante backlinks que nos traigan buen tráfico de calidad y aportar autoridad de dominio, y mediante la creación de nuevo contenido de valor que se vaya posicionando por encima del mal resultado hasta «enterrarlo» de alguna forma. Este nuevo contenido debe crearse optimizado para SEO al máximo y en torno a keywords relacionadas con la keyword «mala» que queremos desposicionar.

Optimizar los post que mejor funcionan

Otra buena forma de atraer un mayor tráfico a nuestro sitio es mediante la optimización de los artículos que ya funcionan bien en nuestra web y que atraen la mayor cantidad de visitas totales y orgánicas. Para ello, puedes volver a enviar la URL de post a Search Console para que Google la detecte como nueva; añadir contenido nuevo al artículo y mejorar la estructura; potenciar el linkbuilding interno; o añadir imágenes y vídeos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *